top of page
  • Foto del escritorVenta sin Exclusiva

"No tengas miedo de renunciar a lo bueno para ir por lo grandioso".

La vida está llena de decisiones, y a menudo nos encontramos ante la encrucijada de elegir entre lo que es simplemente "bueno" y lo que tiene el potencial de ser "grandioso". Esta frase de John D. Rockefeller, nos insta a superar el miedo y la comodidad que a menudo nos mantienen aferrados a lo conocido, y en su lugar, nos anima a perseguir audazmente lo que podría ser una oportunidad excepcional.

A veces, lo bueno puede ser simplemente satisfactorio, pero lo grandioso tiene el poder de transformar nuestras vidas de maneras inimaginables. Renunciar a lo bueno puede ser un acto de valentía, un salto de fe en lo desconocido. Puede significar dejar atrás ciertas comodidades, hábitos arraigados o situaciones que, aunque cómodas, no nos permiten crecer ni alcanzar nuestro máximo potencial.

Perseguir lo grandioso, por otro lado, a menudo implica desafíos y riesgos. Puede significar enfrentar la incertidumbre, lidiar con obstáculos y abrirnos a la posibilidad de fracasar. Sin embargo, es en la búsqueda de lo grandioso donde encontramos oportunidades para crecer, aprender y descubrir aspectos de nosotros mismos que no habíamos explorado antes.

Esta frase nos inspira a cuestionar nuestras elecciones y a atrevernos a dar pasos audaces hacia lo que realmente nos llena de pasión y significado. Renunciar a lo bueno para perseguir lo grandioso requiere valentía, pero también puede ser el camino hacia la realización personal, el crecimiento y la satisfacción duradera. Al final del día, es la búsqueda de lo grandioso lo que nos impulsa a alcanzar nuestras metas más ambiciosas y a vivir una vida verdaderamente extraordinaria. Te animamos a ir por tus sueños! Fuente: Venta sin Exclusiva




Comments


bottom of page